lunes, 15 de agosto de 2016

Croquetas de jamón ibérico. SIN LACTOSA. BAJAS EN FRUCTOSA.



MODO TRADICIONAL:

200 gr. de jamón ibérico del tamaño que queramos.

1 Cebolleta.

50 gr. de aceite de oliva virgen extra.

1 L. de leche sin lactosa.

200 gr. de harina.

Sal, perejil picado, nuez moscada.

Para rebozar: harina, huevo, pan rallado y una pizca de sal.

Picamos la cebolleta pequeñita y cortamos el jamón del tamaño deseado.
Calentamos el aceite y añadimos la cebolleta; la rehogamos, añadimos el jamón, le damos unas vueltas y añadimos la harina. 
Cuando esté todo tostado vamos añadiendo la leche. Primero una poca, para disolver bien el preparado anterior, y luego el resto.
Añadimos la sal, la nuez moscada y el perejil.
Lo movemos con unas varillas sin parar para que no se peguen hasta que la masa esté consistente.
La echamos en una fuente y la dejamos enfriar.
Después iremos cogiendo porciones del tamaño que queramos darles, las pasamos por harina, huevo y pan rallado, le damos forma y las freímos en aceite bien caliente.
El resultado ya lo veis en la foto, unas croquetas riquísimas que no nos hacen daño.


MODO MYCOOK

Los ingredientes son los mismos.

Calentamos el aceite 1 minuto, 120 grados., velocidad 1

Añadimos la cebolleta, cortada en 4 trozos, 5 minutos, 120 grados, velocidad 1.

Añadimos el jamón, 1 minuto, 100 grados, velocidad 1.

Abrimos la jarra y bajamos lo que se haya quedado pegado en las paredes,
añadimos la leche, harina, sal, nuez moscada, perejil picado y programamos,
 5 minutos, 100 grados, velocidad 4.
Ahora solo queda terminar el proceso a mano, o sea, rebozar como en el modo tradicional y freír.


No hay comentarios: