Croquetas de jamón ibérico. SIN LACTOSA. BAJAS EN FRUCTOSA.



MODO TRADICIONAL:

200 gr. de jamón ibérico del tamaño que queramos.

1 Cebolleta.

50 gr. de aceite de oliva virgen extra.

1 L. de leche sin lactosa.

200 gr. de harina.

Sal, perejil picado, nuez moscada.

Para rebozar: harina, huevo, pan rallado y una pizca de sal.

Picamos la cebolleta pequeñita y cortamos el jamón del tamaño deseado.
Calentamos el aceite y añadimos la cebolleta, la rehogamos, añadimos el jamón, le damos unas vueltas y añadimos la harina. 
Cuando este todo tostado vamos añadiendo la leche. primero una poca para disolver bien el preparado anterior y luego el resto.
Añadimos la sal, la nuez moscada y el perejil.
Lo movemos con unas varillas sin parar para que no se peguen hasta que la masa este consistente.
La echamos en una fuente y la dejamos enfriar.
Después iremos cogiendo porciones del tamaño que queramos darles, las pasamos por harina, huevo y pan rallado, le damos forma y las freímos en aceite bien caliente.
El resultado ya lo veis en la foto, unas croquetas riquisimas y que no nos hacen daño.


MODO MYCOOK

Los ingredientes son los mismos.

Calentamos el aceite 1 minuto, 120 grados., velocidad 1

Añadimos la cebolleta, cortada en 4 trozos, 5 minutos, 120 grados, velocidad 1.

Añadimos el jamón, 1 minuto, 100 grados, velocidad 1.

Abrimos la jarra y bajamos lo que se haya quedado pegado en las paredes,
añadimos la leche, harina, sal, nuez moscada, perejil picado y programamos,
 5 minutos, 100 grados, velocidad 4.
Ahora solo queda terminar el proceso a mano, o sea, rebozar como en el modo tradicional y freír.


Comentarios