viernes, 5 de mayo de 2017

Pan de Pita SIN LACTOSA y SIN FRUCTOSA, VEGANO



Ésta es una receta muy sencilla, rápida y rica. Este pan puede utilizarse para acompañar comidas, mojar salsas (pues es muy consistente y no se deshará. Combina de maravilla con la salsa griega de yogur y pepino, tzatziki), hacer bocadillos y tostar y untar (hay que tener cuidado cuando se tuesta porque acumula dentro mucho calor y, al abrirlo e intentar untar algo dentro, puedes quemarte).

INGREDIENTES:
375 gr. de harina de trigo
25 gr. de harina de trigo integral (si no se tiene, puede sustituirse por harina de trigo normal)
250 ml. de agua tibia
6 gr. de azúcar
6 gr. de sal
7 gr. de levadura fresca
Harina para amasar y que no se pegue la masa

ELABORACIÓN:
En un bol, ponemos la harina, normal e integral, el azúcar y la sal y lo mezclamos.
En el vaso de agua tibia, disolvemos la levadura fresca.
Una vez disuelta la levadura en el agua, se vierte en el bol con la harina, el azúcar y la sal, y se mezcla hasta obtener una masa chiclosa, pero no pegajosa.
Tapamos el bol con la masa con un trapo húmedo, y lo dejamos reposar durante 15 minutos.
Una vez pasados los 15 minutos, enharinamos la encimera (o la superficie que vayamos a utilizar) y amasamos sobre ella la masa durante 5 minutos, doblándola sobre si misma mientras se amasa.
Tras estos 5 minutos de amasado, se le da una forma redondeada y, más o menos, uniforme, se vuelve a meter en el bol, cubriéndolo con un trapo húmedo, y se deja reposar durante media hora.
Acabado el tiempo de levado, dividimos con cuidado la masa en el número de porciones deseado (yo hice 8), y se sacan una a una, se amasan para darles forma de óvalo, y con un grosor de medio centímetro, aproximadamente.
Se coloca papel de horno en la badeja de éste, y se colocan ahí las porciones amasadas de pan. 
Precalentamos el horno a 200ºC y, una vez esté listo, horneamos nuestros bollitos unos 10 o 12 minutos, hasta que queden levemente dorados.

Ahora sólo queda disfrutarlos como más nos guste. Este tipo de pan aguanta perfectamente unos tres días, aunque se va endureciendo un poco (pero tostándolos siguen tan estupendos como el primer día).

No hay comentarios: