sábado, 13 de mayo de 2017

Croquetas al estilo japonés SIN LACTOSA y BAJAS EN FRUCTOSA



En España, tenemos las tradicionales croquetas de bechamel o caldo pero, en otros muchos países, como es el caso de Japón, éstas se hacen de patata cocida y machacada, y se las suele denominar croquettes. Hoy las hemos probado, y he de decir que han quedado deliciosas. Son muy fáciles de hacer, y en lo único en lo que se tarda un poco, es en rebozarlas. Son perfectas para el almuerzo o la cena, y combinan bien con ensalada, pues llenan bastante. Probé a hacerlas de dos clases: la mitad de atún y la otra mitad de queso Cigarral.

INGREDIENTES (25 croquetas muy grandes)

8 patatas medianas (o seis grandes)
Dos latas de atún, escurrido (opcional, puedes sustituirlo por lo que quieras, como queso o jamón)
2 cucharaditas de sal
1 pizca de pimienta molida
1 cucharada y media de leche (con o sin lactosa)
Harina, huevo y pan rallado (para rebozar)
Aceite (para freír)

PROCEDIMIENTO

Primero, pelamos, cortamos en cubos medianos las patatas y las lavamos.
En una olla grande, ponemos al fuego agua junto con la sal y la pimienta y, cuando empiece a hervir, añadimos las patatas y ponemos la tapa a la olla.
Contamos 10-15 minutos a partir del momento en que empiece a hervir, y pinchamos con un tenedor un cubo de patata para comprobar si ya están cocidas o no; lo sabremos cuando estén blanditas al pincharlas.
Volcamos, con cuidado de no quemarnos, el contenido de la olla en un escurridor para quitarles el exceso de líquido a las patatas.
Una vez escurridas, las pasamos a un recipiente grande (en mi caso, utilicé la misma olla tras haberla secado) y las machacamos hasta que no quede ningún trozo de patata.
Una vez tengamos las patatas hechas puré, añadiremos la leche y el atún hasta que quede algo similar a una masa.
Llegados a este punto, es el momento de darles forma y rebozar. Puedes darles la forma que quieras, pero yo decidí hacer discos gorditos (pues así son las japonesas, además de que llevan menos tiempo, pues son grandecitos).
Cuando le hayas dado la forma deseada a la porción de masa, pásala por harina, después por huevo batido y, finalmente, por pan rallado. Repite el proceso hasta acabar la masa.

Ya solo queda freírlas y disfrutarlas.

viernes, 5 de mayo de 2017

Pan de Pita SIN LACTOSA y SIN FRUCTOSA, VEGANO



Ésta es una receta muy sencilla, rápida y rica. Este pan puede utilizarse para acompañar comidas, mojar salsas (pues es muy consistente y no se deshará. Combina de maravilla con la salsa griega de yogur y pepino, tzatziki), hacer bocadillos y tostar y untar (hay que tener cuidado cuando se tuesta porque acumula dentro mucho calor y, al abrirlo e intentar untar algo dentro, puedes quemarte).

INGREDIENTES:
375 gr. de harina de trigo
25 gr. de harina de trigo integral (si no se tiene, puede sustituirse por harina de trigo normal)
250 ml. de agua tibia
6 gr. de azúcar
6 gr. de sal
7 gr. de levadura fresca
Harina para amasar y que no se pegue la masa

ELABORACIÓN:
En un bol, ponemos la harina, normal e integral, el azúcar y la sal y lo mezclamos.
En el vaso de agua tibia, disolvemos la levadura fresca.
Una vez disuelta la levadura en el agua, se vierte en el bol con la harina, el azúcar y la sal, y se mezcla hasta obtener una masa chiclosa, pero no pegajosa.
Tapamos el bol con la masa con un trapo húmedo, y lo dejamos reposar durante 15 minutos.
Una vez pasados los 15 minutos, enharinamos la encimera (o la superficie que vayamos a utilizar) y amasamos sobre ella la masa durante 5 minutos, doblándola sobre si misma mientras se amasa.
Tras estos 5 minutos de amasado, se le da una forma redondeada y, más o menos, uniforme, se vuelve a meter en el bol, cubriéndolo con un trapo húmedo, y se deja reposar durante media hora.
Acabado el tiempo de levado, dividimos con cuidado la masa en el número de porciones deseado (yo hice 8), y se sacan una a una, se amasan para darles forma de óvalo, y con un grosor de medio centímetro, aproximadamente.
Se coloca papel de horno en la badeja de éste, y se colocan ahí las porciones amasadas de pan. 
Precalentamos el horno a 200ºC y, una vez esté listo, horneamos nuestros bollitos unos 10 o 12 minutos, hasta que queden levemente dorados.

Ahora sólo queda disfrutarlos como más nos guste. Este tipo de pan aguanta perfectamente unos tres días, aunque se va endureciendo un poco (pero tostándolos siguen tan estupendos como el primer día).

Sirope de fresa, SIN LACTOSA, SIN GLUTEN


A veces, las personas con algunas intolerancias o alergias, no encuentran en el mercado algunos productos que, por otra parte, están o estaban acostumbradas a consumir.

A veces, el problema se incrementa cuando son niños los que tienen estas carencias pues, en ocasiones, ven como otros niños comen cosas, y ellos no alcanzan a entender porqué no pueden comer igual.

Hoy hablo de este sirope de fresa, fácil de encontrar en España, ya que se vende en Mercadona, una gran cadena de supermercados que hay en todo el territorio nacional.

A mi me encantan los batidos pero, algunos son imposibles de encontrar con facilidad y, con este sirope es comodísimo tener un batido de fresa, con un gran sabor y adaptándolo a nuestros gustos.

También sirve para decorar todo tipo de tartas caseras.



jueves, 4 de mayo de 2017

Cookies de cacao, con gotitas de chocolate. SIN LACTOSA. VEGETARIANA


A mi hija cada vez le gusta más la cocina y, de repente, suena esa frase que se hace famosa en ella: "Mamá voy a hacer algo..." y de fondo mi voz resuena: " hazme cookiessss!"
Y no sé que tiene en esas manos, pero borda lo que hace con solo 16 añitos.
No sólo eso, soy intolerante a la lactosa y tengo malabsorción a la fructosa y al sorbitol, mira con detalle cada ingrediente y lo hace de forma que pueda comerlo yo.


INGREDIENTES:

150 gr. de mantequilla Hacendado SIN LACTOSA
250 gr. de azúcar
2 huevos XL
1 cucharada de cacao Valor  en polvo SIN AZÚCAR AÑADIDO (opcional)
1cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura en polvo CARMENCITA
300 gr. harina de repostería 
135 gr. de gotitas de chocolate marca HACENDADO

ELABORACIÓN:

En un bol, mezclamos la mantequilla, en punto de pomada, con el azúcar hasta formar una pasta.
Después, se le añaden los huevos y se mezclan hasta que queden bien integrados.
Luego, se puede incluir una cucharada de cacao en polvo, pero es opcional.
En otro bol, se mezclan la harina, la sal y la levadura, para que la masa suba de forma homogénea.
Llegados a este punto, se va añadiendo la harina, junto con la sal y la levadura, al bol donde tenemos la mezcla de la mantequilla.
Una vez estén integrados todos los ingredientes, añadimos las gotitas de chocolate y mezclamos.

Precalentamos el horno a 175/180º y, mientras, sobre un papel de horno, vamos echando, con ayuda de dos cucharas, bolas de masa, dejando una gran separación entre ellas, pues la masa, una vez en el horno, se baja y se extiende sola y, así, evitaremos que se peguen entre ellas.
Metemos la bandeja en el horno y, durante 15 min., las horneamos y repetimos esta operación cuantas veces sea necesario, hasta terminar la masa.

Finalmente, sin quemarnos, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nota: estas eran tamaño xxxl y han salido 21 maxicookies o tortas de chocolate.